WALKIE CAZA


REACCIONES ALÉRGICAS AL PIENSO

Reacciones alérgicas al pienso.La importancia de la proteína de pluma y los omega3


Algunos de los signos más claros y comunes de reacciones adversas al alimento son las alteraciones o problemas cutáneos como prurito, descamación, eczemas, enrojecimiento, etc. Si observa algo así en su perro es muy posible que tenga un problema de sensibilidad digestiva, intolerancia alimentaria o alergia a determinadas proteínas. Se trata de un problema frecuente en muchos perros, y el correcto manejo nutricional es indispensable para que el perro recupere su bienestar.
Para estos casos, es importante aportar una alimentación específicaporque va a ser necesaria para la futura recuperación del perro. Se necesita un pienso completo especialmente diseñado para este tipo de situaciones, por:
– La analergenicidad de sus fuentes de proteína
– La digestibilidad de sus ingredientes
– El efecto antiinflamatorio natural que aportan los ácidos grasos omega 3

Cuando nos encontramos ante una alergia alimentaria, procederemos de dos maneras:
 1.- Por un lado realizaremos los test para identificar el alergeno, que siempre es una proteína que ha provocado la reacción de hipersensibilidad y cuya estructura ha “memorizado” el sistema inmune para reaccionar con virulencia cada vez que el perro ingiera esa proteína.
2.- Y por otro lado podemos utilizar un pienso hipoalergénico o analergénico para evitar los síntomas mientras identificamos el agente y a posteriori, si es necesario, durante el resto de la vida de nuestro perro.
¿Qué diferencias existen entre un pienso hipoalergénico y otro analergénico?
Los productos hipoalergénicos, los más comunes en el mercado, se basan en emplear como fuentes de proteína ingredientes poco utilizados en nutrición canina y, por lo tanto, poco susceptibles de provocar alergias. Se utilizan por ejemplo el pato, el salmón o el pavo en lugar de los habituales, como el pollo, la carne de vacuno o de porcino. El problema es que al popularizarse su uso, en poco tiempo pueden aparecer también alergias a estas fuentes de proteína menos comunes.

La solución más innovadora se fundamenta en utilizar la tecnología para, además de utilizar nuevas fuentes de proteína, asegurarnos de que estas no son provoquen la reacción alérgica, ya que el sistema inmune que ha desarrollado previamente anticuerpos contra una determinada proteína, no es capaz de reconocerla al romperla en trozos muy pequeños, que imposibilitan el reconocimiento de la proteína en cuestión por los receptores de los anticuerpos. Para conseguirlo se utilizan procesos mecánicos, térmicos y químicos que rompen las proteínas en péptidos y aminoácidos irreconocibles por el sistema inmune ya que su peso molecular es tan bajo que le resultan “invisibles”.
Esto es lo que hacemos con las plumas de ave. La pluma, compuesta mayoritariamente de una proteína llamada queratina es prácticamente indigestible en condiciones normales, pero tras un proceso de hidrólisis térmica y enzimática, utilizando proteasas muy similares a las que tenemos en nuestro aparato digestivo, se rompe en aminoácidos y péptidos de altísima digestibilidad (superior al 90 %) y además con un nivel bajísimo de cenizas al no contar con minerales en su composición.
Por tanto, utilizando pluma hidrolizada de bajo peso molecularconseguimos “burlar” al mecanismo desencadenante de la alergia alimentaria, consiguiendo evitar el malestar y los síntomas cutáneos y digestivos que ésta origina.

Las dosis altas de ácidos grasos omega3 provenientes del aceite de salmón y el krill aportan un notable efecto antiinflamatorio natural al producto, muy importante para aliviar los síntomas cutáneos pruriginosos y la inflamación y el dolor, también ayudan en casos de alergias no alimentarias como las de origen atópico o de contacto.


Al disminuir tanto el peso molecular de la proteína, el organismo de nuestro perro es incapaz de detectar como “agentes extraños” a esas proteínas con lo cual la respuesta alérgica no se produce. Es lo que se conoce como “engaño inmunitario” al propio sistema inmune del perro. El objetivo de este avance nutricional es que los anticuerpos del perro no sean capaces de reconocer esas proteínas que desencadenarían la reacción alérgica.


La digestibilidad:
Además, el proceso de hidrólisis de la proteína favorece la biodisponibilidad a nivel intestinal de los aminoácidos esenciales.
De forma natural, la proteína de pluma como ingrediente es indigestible, sin embargo tras el proceso de hidrólisis térmica y enzimática, su cadena de proteína se rompe en pequeños trozos (péptidos y aminoácidos), que, además de evitar las reacciones alérgicas, al ser irreconocibles por los anticuerpos, incrementarán sobremanera su digestibilidad, dado que los aminoácidos se absorben más fácilmente a nivel intestinal y su biodisponibilidad se incrementa. Es por ello, por lo que, paradójicamente, mediante este proceso una proteína absolutamente indigestible como la queratina, que conforma la pluma, se transforma en una de las fuentes de proteína más digestibles que existe, al romperse por hidrólisis en estos péptidos y aminoácidos que tienen un altísimo valor nutricional.


Dar gracias nuestros amigos de ARION por compartir tanta y tanta información sobre nuestras mascotas

EDUCACIÓN DEL GATITO

Educación del gatito: 4 pautas básicas


Educar al gatito es imprescindible, y posible, si queremos tener una convivencia armoniosa y feliz, además así le ayudamos a ser gato equilibrado y sociable en la edad adulta. Algunas de las pautas que os recomendados son esenciales para llevar a la práctica su educación. Dado que no es un perro, un gato no aceptará órdenes ya que no las necesita para desarrollar su vida diaria, así pues el principal objetivo será conseguir que respete ciertas normas para evitar comportamientos indeseados, y que confíe plenamente en su propietario.
1. La socialización
Todo lo que aprenda durante este período influirá decisivamente en su comportamiento futuro: el contacto con las personas adultas, con los niños, con otras mascotas, así como el aprendizaje de horarios, rutinas de higiene como el cepillado, el baño o el corte de uñas, familiarizarlo con sonidos y luces, en definitiva con el entorno en el que va a vivir, hay que hacerlo de una manera paulatina, natural y paciente.

2. Psicología felina: comprender su naturaleza
Es importante, si es posible, conocer el ambiente y el entorno en el que ha vivido el gatito antes de llegar a nuestro hogar -si ha permanecido tiempo y ha compartido juegos y aprendizaje con su madre y hermanos, si ha tenido contacto temprano con el ser humano, etc,- en definitiva, si ha tenido un correcto periodo de socialización y experiencias positivas durante el mismo.



El gatito debe ser manejado con suavidad, ya que toleran mal los movimientos o gestos bruscos y “carentes de respeto” hacia ellos. Es importante que aprenda que nuestras manos le proporcionan afecto y comida, pero que no son “cazables”, y aunque el pequeñín nos parezca irresistible es conveniente evitar jugar con él con nuestras manos y permitir que nos las mordisquee, ya que en el comportamiento felino el juego y la caza están estrechamente ligados. Así comprenderá cuando sea adulto, que no debe mordernos las manos, o las piernas o pies, para iniciar el juego.
3. Juegos y recompensas
Si nuestro gatito está haciendo algo inadecuado, podemos corregirlo con un sonido fuerte como un “no” o un “shhh”, y solo debemos hacerlo  justo en el momento en el que lo está haciendo. Jamás debemos reñirle bruscamente, eso no solo es intolerable sino que fomentará su desconfianza y temor hay nosotros. Hay que ser paciente y coherente: debemos reaccionar siempre igual antes sus mismas acciones. Al principio le recompensaremos con un poquito de su comida o algún premio específico, cada vez que logremos un comportamiento deseado, poco a poco iremos espaciando las recompensas hasta que el pequeño incorpore esos buenos hábitos a su rutina de vida.

Jugar con él es esencial para estrechar el vínculo afectivo, promover su bienestar emocional y desterrar el aburrimiento, que genera malas conductas; también les ayuda a estar en forma y evitar el sobrepeso en la edad adulta. Al principio, es posible que un gatito muy pequeño no sea capaz de concentrar su atención en algo concreto durante largo tiempo y se canse: respetemos sus momentos de reposo y hagamos sesiones cortitas que atraigan su curiosidad, con sus juguetes favoritos (plumeros, ratones de juguete, juegos interactivos, y cómo no ¡una caja de cartón!, una de sus formas favoritas de explorar y jugar solos durante horas).
4. Atender sus necesidades para crear seguridad
Es más fácil educar al gatito si nos aseguramos de que todas sus necesidades básicas están bien cubiertas y le proporcionamos un entono confortable y seguro.



– Una alimentación específica para su edad, que cubra todos sus requerimientos nutricionales. Las recompensas se las daremos cuando sea necesario, para instaurar así buenos hábitos alimentarios y no fomentar el apetito caprichoso.
– Una bandeja o caja de arena para hacer sus necesidades, dada la naturaleza “limpia” del gatito, utilizará su caja de forma casi instintiva, es importante que:
-Sea lo suficientemente amplia y cómoda para que el gatito se sienta a gusto.
– El acceso a la misma sea fácil para él.
– Esté colocada en un lugar tranquilo, y a ser posible siempre en el mismo emplazamiento siempre.
– Mantengamos la arena limpia, y para su limpieza conviene no utilizar productos que tengan un olor intenso (mejor con productos neutros).
– Si el gatito no va por instinto a la caja, le enseñaremos colocándole en ella por la mañana, justo tras despertar del sueño, y después de sus comidas, y, con suavidad, le ayudamos a realizar el gesto de escarbar en la arena, para que se familiarice con ella. Tras hacer sus necesidades, le premiamos. Este post te puede interesar.
-Un rascador o un árbol rascador para que nuestras cortinas y muebles no sean los destinatarios del afilamiento de las uñas de nuestro gatito. Un árbol rascador les permitirá, además, satisfacer su pasión por permanecer en lugares altos, desde los que controlan “todo su territorio”.
– Una camita, aunque a los gatos les gusta dormitar en los lugares más insospechados, es bueno que dispongan de un lugar propio donde descansar y sentirse seguros.

Dar gracias nuestros amigos de ARION por compartir tanta y tanta información sobre nuestras mascotas

DICCIONARIO DE TÉRMINOS CANINOS

Diccionario de términos caninos


Cuando se desea profundizar en el conocimiento cinológico, bien en el ámbito de la crianza, de las disciplinas deportivas, de las exposiciones caninas o ahondar en el estudio de algunas razas en concreto, es fácil perderse en el laberinto de conceptos, términos, palabras, abreviaturas y siglas utilizadas por los especialistas y profesionales. Este es el significado de algunos de los más utilizados, algunos, muy curiosos.
Términos comunes entre criadores y aficionados expertos:
-Afijo: Nombre registrado por el criador en la Federación Cinológica Internacional, tramitado a petición de la Real Sociedad Canina de España, (que se asegura de que el nombre escogido por cada criador no coincida o se confunda con otro afijo ya existente). El afijo concedido se añade siempre detrás o delante del nombre de cada perro (como si fuera un “apellido”).

-Altura a la cruz o alzada: es un término que se utiliza para expresar la medición de la altura de los perros: esta se determina midiendo la distancia entre el punto más alto de las escápulas (la “cruz” del perro) hasta el suelo. Se mide siempre estando el perro parado en sus cuatro patas.
-Arlequín: descripción del patrón de coloración de un tipo de capa admitida en el estándar de algunas razas como el Dogo Alemán o el Teckel, entre otras. Una base de un color uniforme  y definido y manchas de otro color sobre ella. Tanto los colores  como la definición de las manchas vienen recogidos en el estándar de cada raza.
– Blue Merle o Azul Mirlo: una descripción del color moteado negro sobre una base gris azulada, capa frecuente en algunas razas como el Rough Collie, Border Collie o Pastor Australiano, entre otros. También existe el color Rojo Mirlo (Red Merle).

Capa: tipo de pelaje del perro: patrón de color o colores de cada raza,  variedades de coloraciones, texturas y características de pelo admitidas para cada una.
-Estándar: es el patrón racial de cada raza canina. Describe el conjunto de características morfológicas y de temperamento típicas y deseables, y de los defectos y faltas de cada raza admitida por la FCI.
– Codos “hacia fuera” o despegados: cuando los codos del perro vistos desde el frente no están bien “pegados”, paralelos y juntos, al cuerpo y se muestran separados de la silueta del perro.
Criptorquidia: falta de descenso de ambos testículos hacia el escroto en el macho (perro criptórquido). En la monorquidia es solo un testículo el que desciende (perro monórquido).

– Ectropión: eversión o enrollamiento del borde palpebral hacia el exterior de forma que el globo ocular y la conjuntiva quedan menos protegidos y más expuestos. El fenómeno opuesto es el entropión.
– Máscara: coloración de pelo muy oscuro del hocico del perro, que puede extenderse hacia varias zonas de la cara, dependiendo del estándar de cada raza. Puede darse en multitud de razas.
– Nariz mariposa: nariz que tiene áreas despigmentadas (generalmente oscura con manchas pálidas, de color “carne”).
– Prognatismo: una forma anatómica de la mordida en la cual el maxilar superior está retraido y la mandíbula inferior está proyectada hacia delante. El fenómeno contrario es el enognatismo.
– Stop: también denominado “depresión nasofrontal”es el ángulo que se forma entre el hueso frontal de la cabeza y el nasal; es visible lateralmente y determina el “perfil” de cada raza, y su conformación está descrita con precisión en el estándar. En los lebreles, por ejemplo el stop es prácticamente inapreciable.
En nuevos posts abordaremos los términos más comunes que se utilizan para las disciplinas deportivas con perros y las palabras propias de las actividades y competiciones exclusivas del Pastor Alemán, por ejemplo.

Dar gracias nuestros amigos de ARION por compartir tanta y tanta información sobre nuestras mascotas

EL LENGUAJE CORPORAL DEL GATO

El lenguaje corporal del gato


El gato necesita comunicarse con otros miembros de su especie, con otros animales y por supuesto con los miembros de su hogar; para ello cuenta con un amplio repertorio de “señales” corporales, sonoras y expresiones faciales, además de con los olores. El lenguaje corporal del gato es rico, sutil y complejo. Comprender mejor a nuestro gato, y explicarnos algunos de los comportamientos que nos pueden parecer enigmáticos, sorprendentes o incomprensibles, requiere observación para poder interpretar algunas de estas pautas típicas y comunes de los gatos.
El gato comparte sus emociones a través de sus gestos
En el lenguaje corporal del gato intervienen la postura y actitud que adopta con su cuerpo, la posición y movimientos de su cola, su expresión facial (ojos, los gestos con la cabeza y la posición de las orejas), principalmente, a veces son tan leves que nos pueden pasar desapercibidas.

En este particular “código” felino también hay que estar atentos a las señales vocales: ronroneo, murmullos, gruñidos, siseos, bufidos y las diversas entonaciones e intensidades de sus maullidos, nos proporcionan una buena pista acerca del estado de ánimo y de las intenciones de nuestro gato.

A veces las diferentes posturas y movimientos se suceden y combinan unos con otros a través de cambios muy sutiles y rápidos, según el “mensaje” emocional que desee transmitir el gato en cada situación o ante algún estímulo concreto: seguridad o temor frente a otros congéneres, felicidad o irritabilidad, resolución de un conflicto, deseo de jugar, necesidad de control de su entorno y de mantenerlo estable, situaciones de estrés, relación con su propietario o con otros miembros de la familia, capacidad de acceder al alimento y al agua, etc.
La comunicación también puede variar dependiendo del carácter propio de cada gato (recordemos aquí la importancia de la sociabilización desde edades tempranas), de su modo de vida en el hogar y sobre todo si es el único que tenemos o vive con más gatos en casa.
Algunos códigos de su lenguaje corporal
– La cabeza: Si la estira hacia delante desea que lo toquemos, es una especie de saludo e interés hacia nosotros, se siente seguro. Si la agacha puede indicar sumisión, miedo o el preludio de una postura de agresividad.
 Las orejas: dada su extrema movilidad, el gato las utiliza para expresar algunas de las siguientes emociones.
1. Erguidas en vertical y en movimiento normal: tranquilidad, calma, curiosidad por su entorno.
2. “Aplanadas” contra la cabeza, en posición horizontal y giradas hacia los lados: temor o actitud de defensa.
3. Inclinadas hacia delante pero en tensión, casi formando ángulo: postura de acecho, alerta, máximo interés por algo.
4. Inclinadas o replegadas hacia atrás o hacia los lados: enfado, irritabilidad, inquietud, estrés y posición de atacar.


La cola:
1. Hacia arriba y recta: felicidad, calma.
2. Baja, o metida entre las patas: tristeza, temor.
3. Hacia arriba pero con la punta curvada como un gancho: amistad aunque a veces con cierta inseguridad.
4. Movimiento rápido y contundente de la cola, cuando está sentado: enfado. Si la mueve suavemente, con pequeños golpecitos, seguramente está feliz y deseoso de jugar.
5. Hacia arriba pero con el pelo totalmente erizado, como “inflada”: agresividad, se siente amenazado por algo. Al erizar todo el pelo de la cola el gato hace que esta parezca más grande, para atemorizar a un posible adversario.

– Los ojos:
1. Pupilas abiertas normalmente según la luz ambiente: felicidad y curiosidad.
2. Pupilas entrecerradas o cerradas: enojo, “concentración”
3. Pupilas anormalmente dilatadas: temor, miedo.
4. Ojos entrecerrados: bienestar, serenidad.

El cuerpo:
1. Se frota contra una persona: es una forma de saludo, de conocer a esa persona, a veces, según al postura, está marcando el territorio.
2. Tumbado boca arriba: confía plenamente en ti. En esta postura el gato está totalmente “indefenso” pero no siente ningún temor hacia ti. Seguramente te incite a jugar con él.
3. Lomo arqueado, extremidades muy juntas y en tensión acompañando esa postura, pelo totalmente erizado: agresividad defensiva.

Es importante saber que el gato utiliza todas las partes de su cuerpo simultáneamente combinando expresiones faciales, movimientos del lomo, de la cola, de los bigotes, de los ojos, etc. por lo que interpretar adecuadamente y en cada situación todas las señales que nos envía en su conjunto, puede resultar complejo y requiere dedicación. En otra ocasión trataremos la comunicación mediante las señales sonoras.

Dar gracias nuestros amigos de ARION por compartir tanta y tanta información sobre nuestras mascotas

COMO CUIDAR A TU PERRO EN OTOÑO

Cómo cuidar de tu perro en otoño: los 3 consejos básicos


El otoño ya está aquí y a veces nos sorprende con sus bruscas y repentinas bajadas de temperaturas, especialmente en las primeras horas del día, en los paseos matutinos con nuestro perro. El frío y la humedad pueden ocasionar una bajada de las defensas naturales de nuestro perro y con ello estará más propenso a contraer enfermedades. Os proponemos tres recomendaciones para protegerles en esta época del año.
1. Los efectos del frío y la humedad: los grupos de riesgo
Un buen número de perros es sensible a los cambios de temperatura y acusan especialmente la llegada del frío y de la humedad, entre este grupo de riesgo se encuentran:
-Perros de pelo corto, ¡aunque sean de tamaño grande!
-Perros de edad avanzada, ya que muchos presentan molestias o patologías articulares que se ven acentuadas en esta época del año.
-Perros de tamaño pequeño, a los que a veces les cuesta más regular su propia temperatura corporal.
-Perros con historial de afecciones respiratorias o cardíacas, particularmente si son braquicéfalos, ya que debido a la peculiar anatomía de su aparato respiratorio pueden tener mayor dificultad en su recuperación ante faringitis, laringitis, bronquitis o neumonía, por ejemplo.
-Los cachorros, porque su sistema inmunitario aún no posee la madurez de un perro adulto, o bien se encuentran en su periodo de vacunación, y por tanto el frío, las corrientes de aire y la humedad representan un serio riesgo para su salud.
Si el perro sufre un enfriamiento o permanece húmedo, consecuentemente sus defensas naturales funcionarán con menor eficacia, quedando su organismo más expuesto a la acción de bacterias, virus y parásitos. Si queréis saber más sobre la influenza canina (gripe) ver este post.

Como recomendaciones generales, si el perro se encuentra entre este colectivo más vulnerable (y en general, a todos los perros que viven en el interior de casa), procuremos evitarle los cambios bruscos de temperatura, ya que durante los meses fríos las casas tienen una temperatura elevada con respecto al exterior; siempre que vuelvan húmedos de su paseo, secarles escrupulosamente bien y no dudemos en recurrir a abrigos o impermeables para protegerles de la lluvia y mantenerles calentitos en la calle.
2.Una visita al veterinario para comprobar que todo va bien.
Al comienzo del otoño es aconsejable realizar una visita a nuestro veterinario para que compruebe que el estado de nuestro perro es satisfactoriotras el verano y las vacaciones; verificar que está correctamente desparasitado, que tiene sus vacunas al día, y aprovechar, si se cree necesario, para realizar un test de Leishmania, por si el perro ha estado en algún lugar donde esta enfermedad es endémica o tiene un alto riesgo de prevalencia, así nos quedaremos tranquilos.
Si nuestro perro presenta obesidad o sobrepeso como consecuencia de haber realizado menos ejercicio en la época estival o algún desorden alimenticio durante las vacaciones, es el momento para recuperar su peso ideal, con una alimentación específica y retomando su actividad física habitual. Ver también.
3. Llega la muda estacional: la piel y el pelo necesitan ayuda
La muda del pelo es un proceso esencial en los perros y en otros animales mamíferos para adaptarse a las condiciones climatológicas cambiantes y a los rigores de una época más fría, especialmente cuando los perros todavía no habían sido domesticados y vivían en plena naturaleza.
Ahora comienzan a perder el pelo `de verano’ a un ritmo variable, dependiendo del lugar en el que se encuentre el perro y su modo de vida (si pasa mucho tiempo en el interior o en el exterior de la casa): notaremos mechones que se caen y van dando paso al pelaje protector del frío.


Este proceso de muda es más intenso en los perros de pelo tupido y espeso, pero incluso en aquellos de pelo corto se produce. Algunas razas como el Caniche, cuyo pelo está en continuo crecimiento o el Yorkshire Terrier, que carece de subpelo, no pasan por esta fase.
Es importante que dediquemos algo más de tiempo de lo habitual a su pelaje, para ayudarle a desprenderse del pelo ‘viejo’ con comodidad y agilizar la muda. Si se deja que los nudos prosperen se dificulta la regeneración del pelo y la piel se resiente al no poder airearse correctamente, dando lugar a trastornos cutáneos como picores y caspa.
Para ver qué tipo de cepillo es el óptimo para tu perro consulta aquí.
La alimentación te ayuda también en esta etapa: un pienso específico, con el aporte de nutrientes que ayudan a fortalecer la integridad de la barrera cutánea (como los ácidos grasos omega 3) contribuye a que el perro tenga una piel más sana, y en consecuencia menos vulnerable, y un pelo fuerte y brillante.

Dar gracias nuestros amigos de ARION por compartir tanta y tanta información sobre nuestras mascotas

¿TIENE PROBLEMA DE MOVILIDAD?

Tu perro ¿tiene problemas de movilidad?


Con la llegada del frío y la humedad, muchos perros pueden comenzar a dar signos de problemas a la hora de moverse con normalidad. Estos problemas, que preocupan mucho a los propietarios, suelen ser más frecuentes en perros de edad avanzada pero se pueden presentar en todas las edades y no solo en ejemplares de tamaño grande. Los perros deportistas, sobre todo si no realizan calentamientos y estiramientos adecuados en la práctica de su actividad, también son susceptibles de presentar este tipo de problemas.
Un correcto tratamiento veterinario, hábitos saludables de manejo y una alimentación específica son las claves para minimizarlos ¡A todos nos encanta ver a los perros correr y jugar sin molestias!
Si notas que a tu perro le pasa algo de esto…Algunos perros comienzan a presentar signos leves en su vida cotidiana que nos pueden indicar que algo no funciona bien en sus articulaciones y huesos. Te exponemos algunos de los más comunes, para que los puedas identificar y tratar a tiempo, antes de que degeneren y se agraven: la artrosis suele ser una enfermedad “silenciosa”:
  • Le cuesta levantarse por las mañanas.
  • Restricción de movimientos (pasa demasiado tiempo tumbado, inmóvil)
  • Dificultad para subir o bajar escaleras.
  • Imposibilidad de desarrollar ciertas actividades que antes sí realizaba con normalidad.
  • Cojera o “claudicación” (suele manifestarse en “frío” , cuando el perro se levanta tras haber dormido, por ejemplo).
  • Dolor articular: le duele o le molesta cuando le tocas.
Además, otro problema añadido puede complicar esta dolencia: al tener dificultad en moverse debido al dolor, la masa muscular que rodea la articulación se va a deteriorando progresivamente por la falta de ejercicio, agudizando el problema hasta degenerar en una patología severa como la osteoartritis (precursora de la enfermedad degenerativa articular EDA) y la osteoartrosis (OA).
Más información  de la  osteoartritis canina.

Mantener su salud articular: ¿cómo lo hacemos?Por supuesto el primer paso es un diagnóstico veterinario, tras el cual el profesional puede instaurar un tratamiento con antiinflamatorios y/o analgésicos y un seguimiento de la evolución. Además, gracias al avance de la fisioterapia y la hidroterapia caninas, estas especialidades sanitarias nos pueden ser de gran ayuda para limitar el riesgo de desgaste articular, recuperar y fortalecer la musculatura del perro y aliviar el dolor.
Cada propietario puede instaurar unos sencillos pero eficaces hábitos cotidianos para el manejo terapéutico si su perro tiene problemas de movilidad:
  • Prevenir que pase frío y humedad.
  • Evitar el sobrepeso, que “recargaría” notablemente sus articulaciones y dificultaría aún más su correcta movilidad.
  • Práctica de un ejercicio adecuado, en la intensidad y regularidad que nos indique el veterinario o el fisioterapeuta. La natación suele ser muy beneficiosa, ya que al ejercitarse en el agua las articulaciones no sufren el impacto que experimentan al caminar sobre tierra o saltar.
  • En el mercado existen varios modelos de “camas ortopédicas” que son unas colchonetas de cuidado diseño, fabricadas especialmente para la comodidad de los perros mayores o con problemas de movilidad.
  • Ofrecerle una nutrición adecuada.
La nutrición también resulta clave para promover una buena salud osteoarticular. Es muy aconsejable que alimentemos a nuestro perro con un pienso formulado con nutrientes específicos para su protección articularcomo la glucosamina y el sulfato de condroitina que ayudan a ralentizar la degradación del cartílago.


Es muy beneficioso que el pienso contenga un aporte significativo de ácidos grasos omega3 para ayudar a reducir la inflamación de una manera natural, proteger el cartílago y la membrana sinovial, y mitigar el dolor. La analgesia es muy importante en procesos articulares ya que mejora la movilidad al reducir el dolor y ello previene la pérdida de masa muscular, con lo cual la articulación se mantiene más estable y se retarda su degeneración.

Descubre los beneficios de los ácidos grasos omega3.


Dar gracias nuestros amigos de ARION por compartir tanta y tanta información sobre nuestras mascotas




NUTRIENTES CONDOPROTECTORES

Nutrientes condroprotectores que favorecen la salud articular



En alguna ocasión hemos hablado sobre la salud articular del perro y cómo podemos contribuir a su mantenimiento y a prevenir –en la medida de lo posible–, la aparición de problemas de movilidad o patologías ligadas a la degeneración articular, que limitarían su calidad de vida y su confort. Cuidar las articulaciones de nuestro perro es posible, y aconsejable, desde su juventud, y una alimentación específica con el aporte de nutrientes condroprotectores contribuye decisivamente a ello.
¿Qué es el desgaste articular?
Al igual que las nuestras, las articulaciones de los perros sufren el desgaste propio del uso, que se acentúa a medida que el perro va envejeciendo. Este puede ser especialmente intenso o afectar de manera precoz a los perros de gran tamaño puesto que sus articulaciones deben ‘soportar’ una mayor cantidad de peso diariamente; a aquellos que padecen sobrepeso u obesidad (por idéntico motivo) y a los perros que practican ejercicio intenso o alguna disciplina deportiva, ya que este colectivo de perros ‘exige’ más a sus articulaciones que aquellos que llevan una vida más sedentaria.
Por lo tanto, dedicar atención y cuidado a las articulaciones de nuestro perro ya desde que es un cachorro, le ayudará a mantener la salud de sus articulaciones y a prevenir o minimizar el desgaste articular.

¿Cómo puede ayudar la alimentación?
La correcta funcionalidad de las articulaciones del perro depende en gran medida de la salud del cartílago, ya que este ejerce de ‘amortiguador’ protector entre los huesos que forman una articulación, permite la flexibilidad de la misma y absorbe los impactos propios de las carreras, saltos o movimientos bruscos del perro.
Con el paso del tiempo y el esfuerzo propio de la vida del perro, el cartílago se va degenerando y mengua su eficacia, apareciendo entonces los problemas y molestias articulares, que pueden variar desde leves a severos. Ver también. 
Para proteger sus articulaciones y contribuir a frenar la degeneración de los cartílagos es importante que su alimento habitual incluya en su fórmula nutrientes conocidos con el nombre de condroprotectores, los principales son la glucosamina o la condroitina (también denominada sulfato de condroitina o condroitín sulfato), cuya acción combinada con los ácidos grasos omega3 ofrece una excelente protección articular para el perro durante todas las fases de su vida, colaborando además a retrasar o ralentizar la evolución de procesos como la artrosis.

Las principales funciones de estos nutrientes son:
– La glucosamina estimula la formación y ‘reconstrucción’ de cartílago nuevo, ya que es el precursor para la síntesis de los glucosaminoglicanos (GAG) de la matriz del cartílago y del líquido sinovial; también ejerce un leve efecto antiinflamatorio natural.
– La condroitina es un nutriente que contribuye a garantizar la elasticidad del cartílago, favorece la regeneración del que ya está dañado e inhibe el efecto de las enzimas que lo destruyen.
– El aporte significativo de ácidos grasos omega3 en el alimento ejerce un beneficioso efecto analgésico y antiinflamatorio natural que ayuda a aliviar el dolor y la rigidez articulares, además de proteger el cartílago y la membrana sinovial.
Finalmente, instaurar unos hábitos saludables es importante para preservar el bienestar osteoarticular de nuestros perros, así como mantenerles en su peso ideal y proporcionarles una actividad física acorde a su edad y estado fisiológico, y si se trata de perros deportistas, tener presente que deben calentar sus músculos y articulaciones antes de sus entrenamientos y estirar posteriormente para favorecer su recuperación tras el esfuerzo.
Si quieres profundizar en este tema, puedes ver este artículo.

Dar gracias nuestros amigos de ARION por compartir tanta y tanta información sobre nuestras mascotas